Para que jugar tenis sea un deporte seguro y saludable es importante tener en cuenta lo siguiente:

–    “Calentar” correctamente el cuerpo con un estiramiento de los músculos y articulaciones.
–    Consumir suficiente agua para mantener hidratado el cuerpo antes, durante y después de practicar deporte.
–    Si sentís dolor en el pecho o tenés alguna lesión, no sigas jugando y consulta a tu médico.
–    Tratá de jugar siempre dentro de tus posibilidades. No es necesario demostrar más de lo que uno puede dar.

Si bien todos podemos practicar este deporte, y no importa la edad, es importante y recomendable someterse a un chequeo y consulta médica. Especialmente, prestar atención en los siguientes casos:

–    Incomodidad o dolor pectoral durante la actividad física.
–    Artritis reumatoide.
–    Padecimiento cardíaco.
–    Cirugía reciente (en el transcurso del año anterior).
–    Utilización de marcapasos.
–    Alta o baja presión sanguínea.
–    Osteoporosis
–    Mareos o pérdida de conciencia periódicos.
–    Problemas de visión.
–    Remplazo de articulaciones.
–    Historial de dolor articular o incomodidad en aumento durante una actividad física.

*Página de referencia: tenniswelcomecenter.com