¿Estás buscando una buena excusa para salir a pedalear? ¡Sumate a las bicicleteadas mensuales de la Asociación Española! La actividad es de acceso libre y gratuita para socios y no socios de la Institución. Prevención es salud. 

 

 

Las jornadas son abiertas y gratuitas para todos los que quieran acercarse y vivir la experiencia, ya sean socios o no de la Institución. Es requisito imprescindible llevar casco protector para cada salida.

Un equipo de ciclistas referentes de la Asociación Española guiará la salida y los recorridos. ¡Sumate vos también! Te esperamos.

COMO SON LAS SALIDAS

La Asociación Española organizará recorridos mensuales y en grupos, dirigidos por el equipo de referentes deportistas de la Institución.

Las salidas se realizarán los fines de semana y las fechas serán anunciadas a través de esta página, así como de la página de Promoción y Salud que estamos creando para concentrar allí toda la información vinculada a la promoción y realización de actividades físicas.

Los recorridos irán variando mes a mes, con la idea de transitar por distintos lugares de la ciudad. Se trata de una actividad de, aproximadamente, una hora y media de pedaleo, a “ritmo de paseo”.

En cada salida, habrá cobertura médica de emergencia móvil (ambulancia) y un automóvil precediendo la marcha con el fin de garantizar la seguridad del evento.

Si no tenés bici, no hay problema. A través de un acuerdo con Trek Bikes, en la largada tendremos un puesto de bicicletas para prestarte y puedas salir con nosotros. Además, Trek brindará el respaldo mecánico durante la salida, asistiendo a los participantes.

El equipo de referentes deportistas de la Asociación Española estará a disposición de los participantes ante cualquier consulta o sugerencia.

EQUIPO DE CICLISTAS PROMOTORES EN SALUD DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA

Para todas las actividades de ciclismo organizadas por la Institución disponemos de un equipo de promotores en salud y referentes en el área, quienes guiarán cada una de las salidas. Conócelos un poco más. Mirá.

“Nunca digas no puedo, sin antes haberlo intentando todo”.

Pablo Rosso

28 años.

Desde pequeño le gustaba hacer todo tipo de deportes. A los 19 años sufrió un accidente, que le llevó a la amputación de una de sus piernas. “Tengo un espíritu de ir para adelante siempre. No me podía quedar con eso que me pasó”, cuenta Pablo. Así que un día comenzó a andar en bicicleta y hoy, asegura, es su “mejor compañera”.

Actualmente, Pablo trabaja como profesor de educación física en un colegio de Montevideo, da clases de gimnasia en un club de tercera edad, y armó un grupo de ciclismo en su pueblo, Empalme Olmos. Comenzó con salidas recreativas y hoy también lidera un grupo de entrenamiento de ciclismo.

“El ciclismo me dio mucho más de lo que uno puede imaginar. Encontré en la bicicleta mucho más que una bicicleta. Porque no me dio solamente la libertad de poder moverme, sino también la posibilidad de conocerse a uno mismo, superarse, sentir el placer de cansarse, así como disfrutar del paisaje, de conocer gente y hacer amigos. Disfruto todo lo que me da el ciclismo”, describe.

“A veces veo que hay personas que tienen todo, que están bien, y se pasan del trabajo a la casa, mucho tiempo sentados y, realmente, me gustaría convencerlos de lo lindo que es despejarse, salir en bicicleta, solo, con amigos o en familia”, concluye Pablo.

***

Diego Imperial

38 años.

Su llegada al mundo del ciclismo y su pasión por la bicicleta se remota a su niñez. “De chico me encantaba andar en bicicleta. Pero en mi familia no me promovían mucho el uso de la bici, por miedo al tránsito. Me costó muchísimo que me compraran una bici”, cuenta Diego. Hasta que un día lo logró y desde ahí no paró de pedalear.

Su pasión por el ciclismo se mantiene hasta el día de hoy y con sus xxx años ya lleva decenas de carreras, tanto en el exterior como dentro del país. “Cada vez que salgo a correr, dentro o fuera del país, me siento pleno. No tiene desperdicio. Tiene todo: ejercicio, contacto con paisajes naturales, camaradería, ponerse metas, objetivos. Es un mundo maravilloso”, relata Diego.

Diego es entrenador personal, trabaja como profesor en una sala de musculación y, desde hace 14 años, lidera grupos de gimnasia. También organiza salidas en distintos grupos de ciclismo. Cuando habla de la bicicleta, lo hace con convicción.

“La bicicleta es amigable, y es para toda la vida. Y te permite una vida útil muchísimo más larga, porque el riesgo de lesiones es mínimo, en comparación a otros deportes. Y los beneficios muchísimos”, afirma.

***

Sebastián Barbiel.

(38 años)

Sebastián tiene 38 años y desde siempre sintió el gusto por practicar todo tipo de deportes. Hasta que un día se lesionó el tendón, tras un partido de fútbol con amigos. “Ahí me vi bastante frustrado porque ya no podía hacer ningún deporte, supuestamente”, recuerda Sebastián.

Después de su recuperación, encontró en la bicicleta un aliado de lujo. Comenzó clases de spinning con su hermano, pero la cosa no terminaría ahí. “Un día le dije a mi hermano: ‘¿Por qué estamos acá encerrados andando en bici? Compremos dos bicicletas y salgamos a rodar al aire libre. Fue la mejor inversión que hicimos, por lejos”, dice convencido.

Desde ese día hasta hoy no se ha bajado de la bicicleta. Si bien Sebastián tiene una empresa de aire acondicionado se transformó en un autodidacta de la bici. Realizó cursos de entrenador en ciclismo de montaña y ruta, y comenzó a competir. Además encabeza salidas semanales en bicicleta con distintos grupos.

“Mi idea es poder dedicarme a esto. Ese es mi objetivo y mi sueño. Queremos que la gente empiece a creer que el deporte puede ser una opción y, además, divertida”, resume Sebastián.

SUMATE. PREVENCIÓN ES SALUD.