Felicitaciones a los finalistas de la 5k/10k/15k de la Asociación Española. Miles de historias nacieron en ese día tan emocionante. Una de ellas, en especial, empezó con una fotografía

Hubo un atleta que corrió 5 kilómetros en 16 minutos y clasificó primero en la carrera 5k/10k/15k 2019 de la Asociación Española. Es más veloz que cualquiera de nosotros y resulta increíble verlo en acción. Pero más allá de la admiración que puede despertar su proeza, los que emocionan profundamente también son otros: son los que con esfuerzo se proponen metas, sin importar los tiempos ni la velocidad. La victoria está en otra parte.

En ese grupo está la mayoría: los que caminan tomando mate, los que empujan el coche del bebé dormido, los que se alientan unos a otros, las embarazadas, el papá que camina con la hija sobre sus hombros… Ellos no tienen edad ni peso ni altura ni estado físico ideal para una carrera, pero emocionan igual.

Este relato empezó de casualidad, con una foto que estaba dentro de un archivo con otras miles que se sacaron ese domingo de la carrerael 29 de setiembre pasado. Esta, en particular, nos pareció muy especial: se ve a un grupo de participantes que está llegando a la meta a su ritmo, a su tiempo, en su mundo. 

Gracias al número 142 de la pechera logramos dar con el nombre de su portadora y ahí nació la historia. Fuimos a su encuentro en una clase de gimnasia donde las tres se reúnen religiosamente una vez por semana. Ahí conocimos a Dora Villar García (la de la izquierda en la imagen), que está a punto de cumplir 90 años; su amiga Ofelia Guglielmetti (75), dueña del 142, y a Isolina González (74), la de la derecha, que aparece alertando a las demás de una elevación en el piso (precisamente la línea de meta).

Las tres integran un grupo de gimnasia al que asisten otros cuarenta compañeros y compañeras de edades similares, todos los jueves en el patio de comidas del Nuevo Centro Shopping. Llevan años participando de esta movida a cargo de la profesora Verónica Oliveira, en el marco de un programa de la Intendencia de Montevideo. No solo hacen gimnasia, además organizan salidas y paseos.

Un día alguien propuso anotarse en la carrera organizada por la Asociación Española, en el marco de los festejos por su 166º aniversario. Zuleyca, una de ellas, se ofreció a hacer las gestiones. Hizo una nota con ayuda de otro compañero y la presentó a las autoridades. Después de unos días el gerente general, Dr. Julio Martínez, les dio oficialmente la bienvenida.

Es cierto, como dijimos al principio, que esta historia empezó de casualidad pero como muchos saben, las casualidades no existen. Ese fue el momento exacto de hacer esa foto que inmortaliza un instante grandioso, una lección de vida.

Les damos un aplauso a los que ganaron porque antes de esa carrera invirtieron horas y sudor para estar en forma. Pero hoy, estas palabras se quitan el sombrero ante los que compiten con ellos mismos o quienes participan simplemente para celebrar la vida y la amistad, lejos de toda competencia. Gracias por estar ahí.